Masilla para paredes

masilla para paredes

Masilla para paredes

La masilla para paredes ayuda a eliminar el gotelé, rellenar grietas y agujeros, incluso tapar juntas en azulejos o yesos. La aplicación es sencilla, te detallamos sus tipos, dónde y cómo aplicarla  para lograr el éxito en tus obras.

Masilla para paredes

La masilla para paredes cuenta con una aplicación simple para techos y paredes sobre: mortero, hormigón, mampostería, yeso y paramentos. El objetivo de la aplicación es emplastecer y alisar, aunque se puede aprovechar para rellenar grietas, agujeros y placas de construcción.

Aprovecha la masilla para paredes para alisar y emplastecer, rellenando grietas y agujeros. Clic para tuitear

Cómo aplicar la masilla de paredes

En primer lugar, debes saber que necesitarás un kg. por milímetro de profundidad, aplicando la masilla manualmente o con equipos de bombeo, ajustando la cantidad de agua para conseguir consistencia. Si prefieres la opción manual, prepara la mezcla con agua, en proporción con dos de producto, agitándola para lograr una masa uniforme. Por supuesto, aplícala al momento para evitar que la mezcla se endurezca. 

Para aplicar la masilla, aprovecha el rodillo, repartiendo la mezcla de forma uniforme. En las esquinas, cuenta con la llana rinconera, rematando el trabajo pasándola con un ángulo de 45º para alisar la pared. El número de manos dependerá de la superficie a cubrir. 

Deja pasar 24 horas para aplicar una segunda capa de masilla.

A las 10 ó 20 minutos de la última mano, elimina los rebordes con la esponja humedecida para dejar la superficie uniforme. 

Cómo almacenar la masilla para paredes

Para mantenerla correctamente, almacénala en un espacio seco y fresco, con los envases cerrados. Lo habitual es contar con un año desde la fecha de fabricación para aplicarla manteniendo sus propiedades.

masilla para paredes

Tipos de masillas para paredes

Conoce los tipos de masillas para seleccionar la más apropiada a tu obra o proyecto:

  • Al cemento: con productos minerales y copolímeros acrílicos, contando con gran dureza, resistencia y adherencia, siendo impermeable, evitando grietas y fisuras. Apropiada para arena, hormigón y cemento.
  • Acrílica: para pequeñas reparaciones con pistola de silicona, rellenando grietas y fisuras sobre yeso, rodapiés y zócalos. Perfecta para sellar ventanas y en proyectos en el exterior.
  • Epoxi de dos componentes: mezcla plástica termoestable para endurecerse con algún catalizador. Dispone de dos barras que reaccionan al juntarse, actuando como la plastilina, dejando pasar unas horas para endurecerse, puedes lijarla, pintarla, pulirla o taladrarla. Resiste temperaturas extremas y cuenta con capacidad para absorber golpes. Apropiada para reparar y sellar paredes.
  • Plástica: se puede comprar preparada, correcta para madera, yeso, escayola o paredes pintadas, con secado rápido y aplicación con espátula.
  • Refractaria: resistente a altas temperaturas, para barbacoas, hornos y chimeneas, aplicada en superficies metálicas, piedra, hormigón, ladrillo y refractarias.

 

Te dejamos artículos que pueden interesarte:

Pintura revestimiento de fachadas

Pintura para interior

Pintura para suelos

Barnices para madera

Pinturas plásticas

¿Qué te parecen las masillas para paredes? Tienes alguna duda, tenemos asesoramiento gratuito… Anímate y comenta la publicación, mil gracias

5/5 - (1 voto)
Sin comentarios

Publica un comentario

Grupo Cefera Pintura, S.L. te informa que los datos de carácter personal que  proporciones en el  formulario serán tratados por Grupo Cefera, S.L como responsable de esta web. La finalidad es la gestión de los comentarios que realizas en este blog. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos a info@grupoceferapintura.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Acepto la política de privacidad *

Puedes ver nuestra política de privacidad, gracias